La creatividad, motor de la mejora continua para la gestión de la clínica dental

 

16 de mayo de 2022

 

Acercarse a modelos de gestión clínica como el que propone la Odontología Slow, en el que la calma forma parte de la estrategia, facilitará la integración de la creatividad y la mejora continua a la gestión de tu clínica dental.

Dicen los arquitectos responsables del Estudio de Arquitectura RCR que se enfrentan a sus proyectos creativos desaprendiendo, repensando el concepto de aquello que tienen que desarrollar, intentando eliminar ideas preconcebidas, dejando espacio a la duda y a la ampliación de posibilidades, a las nuevas ideas.

Si el proyecto es, por ejemplo, la construcción de una casa, se hacen preguntas del tipo:

* ¿Qué es una casa?

* ¿Para qué sirve?

* ¿Qué elementos necesita?

* ¿Qué tiene que aportar?

* ¿A quién tiene que servir?

* ¿Para qué?

Este proceso les permite conseguir soluciones que otros arquitectos nunca se plantearon.

 

¿Podemos mejorar la gestión de la clínica dental trabajando desde la creatividad y la innovación?

La respuesta no solo es afirmativa, sino que se convierte es una necesidad. Vivimos en lo que desde hace algunos años se conoce como entornos VUCA que, traducido del inglés, serían entornos volátiles, inciertos, complejos y ambiguos. De nuestra capacidad de adaptación, plasticidad y agilidad frente a los cambios dependerá nuestra perdurabilidad en el ecosistema empresarial y social.

El inmovilismo en la gestión de la clínica no debe ser una opción

Sin embargo, el cambio precisa de creatividad, es decir, de nuestra capacidad de crear nuevas ideas útiles que conduzcan a soluciones originales en las problemáticas que inevitablemente surgen de forma casi diaria en la gestión de la clínica dental. La creatividad requiere de innovación, ser capaces de aplicar con éxito las ideas creativas, materializándolas en procesos que generen mejoras sustanciales, exportables y sostenibles.

Creemos erróneamente que la creatividad es algo etéreo, una habilidad destinada a artistas, diseñadores, escritores, chefs… Sin embargo, la creatividad es innata al ser humano y solo tenemos que desbloquearla permitiéndonos usarla en nuestro propio beneficio personal y profesional.

La creatividad, además, despierta en nosotros emociones complejas de gestionar: el miedo al fracaso, las creencias limitantes y el sentir que salimos de nuestra “rutina cómoda”. Estos sentimientos nos impiden ver otras vías, procesos, soluciones y mejoras aplicables a nuestro día a día.

Cuando normalizamos la creatividad, le abrimos la puerta al avance y a la mejora continua.

¿Cómo incorporar la creatividad a la hora de afrontar la gestión de la clínica dental?

En realidad, la creatividad aplicada a la gestión profesional no es tan compleja como pudiera parecer. Lo verdaderamente difícil es conseguir que se convierta en un compromiso transversal a toda la organización. Así nos lo cuenta HBR (Hardvard Business Reviews) en un artículo en el que se explica cómo la marca de automóviles BMW sufrió verdaderos problemas durante el desarrollo de su primer modelo de coche híbrido. Tras un análisis interno, pudieron diagnosticar que el problema radicaba en que los equipos de baterías y frenos estaban realizando sus estudios de manera separada, sin rutinas de “work flow” entre ellos. Una vez establecieron flujos de trabajo y comunicación entre todas las partes implicadas, consiguieron sacar el modelo adelante.

Por otra parte, debemos aprender a visualizar todos los trabajos como procesos para, como tales, poder dividirlos en pasos. De esta manera generamos un mapa de ruta que nos permite analizar cada paso de manera independiente pudiendo, de esta manera, diagnosticar posibles fallos o mejoras. Esta abstracción nos permite incluso, en ocasiones, cambiar el paso de posición o llegar a eliminarlo por completo (muchas veces, menos, es más). Con esta disección podemos poner en marcha procesos creativos con una implementación muy directa y, en la mayoría de los casos, sencilla.

Hazte preguntas del tipo:

* ¿Puede este paso realizarse de una manera más eficiente?

* ¿Hay personas a las que les cuesta más que a otras?

* ¿Hay contextos en los que este paso se ejecute más exitosamente que en otros?

* ¿Qué hace que este paso suponga un consumo importante de tiempo/esfuerzo?

No podemos pasar por alto un asunto importante que afecta directamente a nuestra capacidad creativa: la creatividad implica crear, es decir hacer y para hacer es indispensable creer en aquello que hacemos. Por lo tanto, para ser creativos necesitamos estar en línea con la filosofía, valores y misión de nuestra clínica.

 

Que la incorporación de la creatividad a la gestión de la clínica dental sea un éxito depende de la implicación de todos los miembros del equipo

 

En ocasiones, necesitamos tomar conciencia de aquellos aspectos que, de algún modo, no estén alineados con los equipos. Estudiar e indagar en este sentido será un punto de inflexión para conseguir, a través de la implicación de las personas, una mentalidad creativa como motor de la mejora continua. Nadie va a preocuparse en mejorar algo que no siente como suyo o en lo que no se siente involucrado

La creatividad es reflexiva

Requiere de tiempo para analizar, tomar decisiones e implementarlas. La pausa se impone como una necesidad ante cualquier reto que represente un cambio o una mejora, incluso cuando ese cambio se refiere al propio equipo, a su concentración, motivación e intensidad de trabajo.

Te animamos a “pensar fuera de la caja” y comenzar a innovar y trabajar la creatividad en tu clínica, tanto por parte del equipo como de la tuya como profesional responsable de la gestión de tu clínica dental.

 

SI TE GUSTA ESTE CONTENIDO ¡COMPÁRTELO!

 

Entrevista a Ester Ruiz, recepcionista de Clínica Dental Daniel Abad

 

Entre dientes desde los 19 años, estudió el CFGS de prótesis dental (el lado más artístico de la odontología) y al finalizar el curso quiso ampliar conocimientos estudiando el CFGS de higiene bucodental mientras lo compaginaba trabajando en un laboratorio dental. Estuvo trabajando como protésico durante años y a pesar de ser un oficio precioso sentía que le faltaba la parte más social, por eso decidió hacer un cambio de profesión y enfocar su experiencia laboral a la atención al paciente. Actualmente trabaja en la recepción de la Clínica Dental Daniel Abad que recientemente se unió a Clínicas W.

 

¿Cuál es tu función en la clínica?

Mi función consiste en ofrecer una experiencia diferente al paciente, una experiencia en la cual se sienta como en casa y conseguir transmitirle la seguridad suficiente como para que sepa que ha encontrado su clínica de confianza.

 

¿Qué te llevó a gestionar las redes sociales, cuál era el objetivo que querías alcanzar?

La oportunidad de gestionar las redes sociales llegó en el momento en que entramos a formar parte de Clínicas W.

Realmente mi objetivo siempre ha sido trabajar de lo que me gusta, a pesar de que los cambios siempre dan vértigo sé que tomé una buena decisión cuando acepte este nuevo reto que es la atención al paciente, ya que lo que hago está relacionado con lo que estudié y afortunadamente puedo desarrollar mi faceta más creativa a través de las redes sociales.

 

¿Cómo fue el proceso y cómo decidiste apostar por la creatividad y la innovación a través de las redes?

El equipo me confió este nuevo proyecto porque saben que me apasiona la fotografía, mis padres son fotógrafos y lo que para mí empezó de niña como una afición que podía compartir con ellos, con el tiempo se ha convertido en algo más.

A día de hoy las redes son un vehículo fundamental para hacerse hueco en la sociedad, yo misma siempre busco información de cualquier lugar antes de ir.

Me encanta la magia del marketing, cuanto más cuides los detalles de lo que publicas y más activo te vean en las redes más fácil será crear el vínculo con el paciente, ya que a nivel emocional sentirá que te conoce y gracias a esto se acordará de la clínica y de la cercanía que le transmite.

 

¿Qué proceso creativo sigues para crear tus publicaciones?

Normalmente busco inspiración en redes sociales, tenemos suerte de tener prácticamente todo lo que necesitamos a nuestro alcance. Además, he de reconocer que desde la central de Clínicas W nos facilitan muchísimo la labor de Community Manager.

 

¿Qué te queda por hacer? ¿Tienes ideas que no hayas puesto en práctica aún?

A nivel creativo hay tantas opciones que no podría decir que me quede algo por hacer en particular, por el momento al estar aprendiendo de manera autodidacta siento que tengo mucho que mejorar, pero esto es algo que tampoco termina, siempre se puede ser mejor. En cuanto a ideas siendo sincera van surgiendo sobre la marcha, aunque a veces me gustaría poder hacer más de lo que realmente me da tiempo.

 

¿Aplicas la creatividad en otras funciones dentro de tus funciones profesionales?

Sí. Considero que para estar cara al público ser creativo es una virtud necesaria, puesto que te puede ayudar a gestionar cualquier situación que se presente, ya no hablo solo de los momentos complicados, sino a nivel innovador tener la capacidad de generar interés y ofrecer un mejor servicio, eso siempre es un valor añadido.

 

¿Qué consejo nos podrías dar para conseguir publicaciones más creativas y diferentes?

Existen aplicaciones maravillosas que nos facilitan la vida. Una de ellas es Canva una app muy intuitiva donde puedes encontrar un montón de plantillas personalizables (este espacio no está patrocinado jaja), y para vídeo me gusta mucho CapCut. Eso sí, al final esto solo son herramientas – muy útiles – para crear publicaciones de calidad, pero el mejor consejo que puedo dar es dedicarle el tiempo suficiente a consumir contenido relacionado con el tuyo, a día de hoy es muy difícil inventar algo nuevo porque prácticamente está todo inventado, pero siempre puedes adaptar lo que ya existe a tu manera y sacar provecho de ello.

 

Ester Ruiz Bautista

Clínica Dental Daniel Abad

Sant Boi de Llobregat (Barcelona)